En la mayor parte del mundo cuando alguien dice “tequila” piensa en nuestro hermoso México, mariachis, limón y sal, pero el tequila es más que eso y aquí te enseñaremos a ser un experto tequilero.

Aprende sobre sus variantes

Aunque existen más de 300 especies de agave, el tequila debe elaborarse solamente con la variedad de agave azul tequilana weber. Según sus características y procesos, desde la textura, el cocimiento y la barrica, los tequilas puede ser de distintos tipos. Los más reconocidos son:

Blanco: los tequilas más puros ya que su contacto con la madera es mínimo o nulo

Añejo: su proceso de envejecimiento debe realizarse íntegramente en barricas por un tiempo de hasta 35 meses.

Extra añejo: deben haber madurado en barricas de roble blanco americano durante al menos 36 meses

Reposado: deben tener un tiempo de maduración de al menos 2 meses en su proceso y pueden alcanzar un máximo de 11 meses en pipones

Conoce sus ingredientes

Aunque la forma más tradicional de beberlo es en un caballito, los expertos recomiendan una copa de cuello más amplio para que libere sus aromas y sobresalga más el sabor. Lo primero que deberás hacer es llevar tu nariz al centro de la copa y determinar las notas, a continuación, respirar con la boca cerrada y soltar el aroma que se respiró por la boca, es así como se encontrarán los ingredientes que lo componen.

Ahora que ya sabes un poco más de tequila ¡Siéntete un experto probando esta técnica!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.